Navegantes de mares tempestuosos. Una chalupa que solo puede virar a babor. Piratas en guerra contra la civilización del capital. Motín luddita. Corsarios sin patente. Ladrones de libros. Necios rodaballos. Salmones a contracorriente. Gente que piensa a la intemperie. Izquierdistas críticos. Socialistas salvajes. Comunistas primitivos. Una democracia popular de las letras. Sombras. Fantasmas. Eso somos. Y mucho más.

Quien quiera detalles adicionales puede leer estas breves consideraciones.

Quien necesite algunas precisiones sobre nuestro nombre, aquí las podrá hallar.

Quién, finalmente, quiera saberlo casi todo, puede ir directamente a nuestro manifiesto.